El Fiasco de la Resolución y Framerate del Nintendo Switch

El Fiasco de la Resolución y Framerate del Nintendo Switch

Mientras que el Switch de Nintendo ha demostrado ser un gran sistema que millones de personas aman en todo el mundo, pero no sin sus problemas. Por un lado, ha habido un patrón entre un buen número de títulos que han llegado al sistema hasta el momento o que se han anunciado: resoluciones dinámicas que pueden llegar a niveles tan bajos como los de sub-HD, así como también bajas tasas de cuadros por segundo. Algunos jugadores han considerado que estos problemas no son el resultado de nada más que una migración lenta, ¿pero realmente es así?

Creo que pude haber encontrado la verdadera razón detrás de este enigma. Pasé horas analizando los números y volcando hojas y esquemas. He buceado en tantas entrevistas, escudriñando cada detalle que parecía útil. Finalmente, creo que he llegado a la conclusión. Prepárese, porque puede ser bastante alarmante. La razón es … el Switch no es tan poderoso como el PS4 y Xbox One.

De acuerdo, misterio resuelto. Gracias por leer; espero que haya sido útil!

Bien, bien, dejaré de lado las bromas. Pero es cierto que las capacidades de Switch simplemente no coinciden con las de los otros sistemas modernos. Este hecho se ve agravado aún más por las nuevas variantes ‘supercargadas’, la PS4 Pro y la Xbox One X. Si bien todo esto es bastante obvio de ver, este parece ser un punto que constantemente se pasa por alto. He leído tantas discusiones sobre esto, y algunas personas parecen perder este punto. Esto es algo de lo que he hablado antes, pero permítanme decirlo una vez más: el Switch es un sistema híbrido.

Debido a que Switch es un híbrido, simplemente no puede ni debe compararse directamente con la PS4 y la Xbox One. Es como una comparación de manzanas a uvas. Todo lo que uno tiene que hacer es observar el tamaño y el diseño del Switch en comparación con cualquiera de esos sistemas y pensar en la situación solo por un momento. El Switch tiene un cuerpo similar a una tableta que lo coloca en un conjunto de circunstancias diferentes a las de los otros sistemas.

El diseño híbrido de Switch lo ubica en una categoría totalmente distinta a la de PS4 y Xbox One.

La palabra “híbrido” se describe como: “una cosa hecha al combinar dos elementos diferentes.” Esa descripción se adapta perfectamente al Interruptor, ya que todo su diseño y concepto es una combinación de diferentes elementos del mundo de las computadoras de mano y consolas domésticas. Camina la línea entre estos dos lados, difuminando fundamentalmente dicha línea ya que depende de cada jugador individual elegir exactamente cómo quieren usar el sistema. El Switch está destinado a ser una máquina versátil y adaptable que puede llevar a cabo su tarea principal de jugar juegos en cualquier situación. Eso, a su vez, crea un desafío interesante para los desarrolladores.

Usted ve, el Switch no es solo un híbrido desde una perspectiva de diseño. Hay una razón por la cual Nintendo ha diferenciado los modos desacoplado (portátil) y acoplado (consola doméstica) que tiene el sistema. Estas no son solo las dos formas de jugar el sistema; también son las dos configuraciones de hardware que el sistema “conmuta”. Cuando está acoplado, el Switch funciona a máxima velocidad; sus fans se aceleran, y el potente chipset Nvidia Tegra que lo potencia puede usarse en toda su extensión. En el momento en que el Switch se saca de la base, se transforma instantáneamente en una computadora de mano no solo en términos de diseño, sino también en términos de la forma en que se comporta internamente. Se pone un límite en todos sus componentes, especialmente en el Tegra, cuya potencia ahora debe limitarse en un cierto punto. Todo esto tiene que ver con el hecho de que el Switch ahora funciona con la batería.

A pesar de que hay miles de millones de dispositivos portátiles, nuestra tecnología de baterías aún no es “increíble”. Tenemos los medios para construir un cohete terriblemente poderoso y enviar un coche caro al espacio para orbitar a Marte solo por diversión, pero aún tenemos que tratamos con la mayoría de nuestros dispositivos portátiles que necesitan ser cargados cada pocas horas si los usamos demasiado. Cuando se trata del Switch, esta peculiaridad es aún más pronunciada ya que es un sistema de juego. No es una tarea fácil ejecutar juegos con calidad de consola en una computadora de mano; no solo desde una perspectiva técnica, sino también por la cantidad de energía que se necesita extraer. El Switch reduce su rendimiento por el simple hecho de proporcionar el mayor tiempo de reproducción posible. Después de todo, ¿de qué serviría tener un sistema de juego portátil si solo pudieras jugar durante un corto período de tiempo?

La necesidad de equilibrar la energía de la batería es el principal factor limitante del Switch, de ahí la razón por la cual muchos de estos problemas visuales solo están presentes en el modo desacoplado / portátil.

Al diseñar juegos para Switch, los desarrolladores deben equilibrar cuidadosamente sus juegos para ejecutarlos en las dos configuraciones de hardware diferentes de Switch. Se debe preservar una sólida experiencia de juego sin importar qué modo esté activo. Tenga en cuenta que todo esto se suma al hecho de que incluso en modo conectado, el Switch es aún menos poderoso que el PS4 y Xbox One. Por lo tanto, los juegos deben configurarse correctamente para ejecutarse no solo en el sistema más débil, sino también en el sistema más débil que puede debilitarse aún más. No soy desarrollador de juegos, pero creo que es seguro decir que esta no es una tarea fácil. La PS4 y la Xbox One no solo son más potentes, sino que también están diseñadas para permanecer sobre una mesa conectada a una toma de corriente. Por lo tanto, los desafíos que enfrenta el Switch simplemente no se aplican a estos otros sistemas. Realmente es un juego de pelota completamente diferente.

Sin embargo, el Switch no es el único dispositivo portátil que hace esto. Las laptops para juegos (y la mayoría de las demás laptops en general) han estado haciendo esto durante bastantes años. Al utilizar estas máquinas mientras están enchufadas, sus componentes pueden ejecutarse libremente en su nivel más alto de capacidad. Pero, cuando se ejecuta con energía de la batería, al igual que el Switch, los niveles de rendimiento de cada componente se ajustan para maximizar la duración de la batería. Cuando juegue un juego mientras está enchufado, una vez que retire el cargador puede ver una transformación instantáneamente en la mayoría de las máquinas que tienen características de ahorro de energía habilitadas; la velocidad de fotogramas caerá solo un segundo después. Vuelva a enchufarlo, y luego, boom, todo vuelve a la normalidad.

Esta es una situación con la que los desarrolladores tendrán que lidiar mientras el Switch siga siendo una plataforma activa. Pero, hay esperanza de que las cosas mejoren. El Switch está a punto de cumplir un año, por lo que la mayoría de los desarrolladores recién ahora comienzan a familiarizarse con el sistema. Conforme pasa el tiempo, deberíamos ver optimizaciones aún mayores para garantizar que los modos acoplados y desacoplados ofrezcan la experiencia más cercana posible. Pero, hay más en este detalle específico. Discutiré eso pronto en otro artículo.

Mientras los desarrolladores estén dispuestos a tolerar las circunstancias especiales de Switch, las grandes experiencias deberían continuar. La consola todavía es joven, por lo que será interesante ver qué depara el futuro.

Fuente: A.K Rahming

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password