La temporada 8 de Fortnite ya ha comenzado, cambiando el mapa, al incluir un bioma de jungla, una ciudad pirata completa con barco pirata, un volcán gigante… Hay montones de skins de piratas y ninjas también, y un arma cañón gigante para redondearlo.

Fortnite no es el único gran Battle Royale de la ciudad, ya que Apex Legends ha aparecido para plantar cara al juego de Epic, llegando a los 50 millones de jugadores en su primer mes. El juego ha sido todo un éxito en Twitch, con muchos de los streamers más populares de Fortnite cambiándose de equipo. Epic Games se ha dado cuenta de ello, y creó una nueva serie de retos que daban gratis el pase de batalla de la temporada 8 si se completaban a tiempo. Ahora que Fortnite tiene un competidor por el trono del Battle Royale, compararemos los dos para que puedas determinar cuál es el que mejor te viene.

Fortnite

La característica que hace más fuerte a Fortnite es que sus desarrolladores en Epic Games lo apoya y actualizan a menudo, normalmente de forma semanal. Estas actualizaciones a menudo son pequeños retoques en las armas o arreglan bugs, pero otras introducen nuevos modos por tiempo limitado (como el crossover con Thanos de los Vengadores) u objetos únicos como la Driftboard. Típicamente, en cada temporada, Epic ha introducido un tema o arco de historia que los jugadores pueden seguir. Esto incluye meteoritos que caen del cielo, cubos que explotan y brechas que se abren en el mundo. Incluso la brecha llegó a nuestro mundo, haciendo que la Durr-Burguer apareciera en un desierto de California.

Fortnite casa bien con los nuevos jugadores. El estilo artístico y los personajes son coloridos e invitan a probarlo a nuevas audiencias, incluyendo las que no juegan a juegos de forma tradicional. Los objetos tienen códigos de colores para su rareza, haciendo que el sistema de looteo sea fácil de entender, y después montones de juegos han copiado este sistema. El inventario está también simplificado, permitiéndote llevar tu pico y cinco objetos adicionales. Con el inventorio siempre en pantalla, hay poca gestión, y nada de menús extraños que recorrer.

Fortnite también es un juego extremadamente social, permitiéndote unirte a tus amigos sin importar dónde estés. Se llevó muchos titulares el año pasado cuando se convirtió en el abanderado del juego cross-platform, permitiendo que puedas jugar con tus amigos en PS4, Xbox One, Nintendo Switch, PC, Mac y móviles, sin importar el sistema desde el que tú juegues. Cualquier progreso que hagas en el juego se lleva a otras plataformas. Epic ha seguido innovando con Fortnite, por ejemplo al lanzar Fortnite Creative, un modo que te permite crear tu propia isla privada, con tus propias normas y modos de juego personalizados con hasta 16 jugadores. Estas islas personalizadas pueden salvarse y compartirse, lo que ha dado pie a la creación de una nueva comunidad de creadores de experiencias.

Sin embargo, el mayor éxito monetario de Fortnite es el Pase de Batalla – una compra in-game opcional que te da 100 tandas de objetos desbloqueables y retos exclusivos. Los objetos obtenidos en el Pase de Batalla no tienen impacto en la jugabilidad, pero te permiten personalizar tu personaje y mostrarlo al mundo. Los retos semanales son beneficiosos, ya que añaden más variedad a la jugabilidad normal, exigiéndote que te centres en un arma específica o busques en el mapa objetos escondidos. Esto puede ayudarte a perfeccionar tus habilidades, al obligarte a salir de tu zona de confort para ciertas tareas. La mejor parte del Pase de Batalla es que ganarás dinero in-game, conocidos como PaVos, para comprar el siguiente Pase de Batalla. La idea de comprar algo una vez y ganar acceso indefinido a futuras temporadas es una estrategia brillante, y exactamente por lo que Epic ha recaudado tanto dinero con Fortnite el año pasado (más que cualquier juego en la historia).

Una de las mecánicas más controvertidas en Fortnite es el sistema de construcción. Aunque esto es lo que diferencia a este juego de otros Battle Royales – y da forma al propio juego – puede ser la mecánica más difícil para nuevos jugadores. Primero hay que recolectar materiales, lo que se hace golpeando con tu pico y destruyendo lo que veas en el mapa, de casas a coches, muros y demás. Los jugadores más experimentados son capaces de farmear mejor, lo que les da algo de ventaja sobre los jugadores menos habituales. Es importante recolectar estos materiales, ya que te permiten crearte una cobertura ante los disparos enemigos, o crear rampas y plataformas para alcanzar ciertas zonas. Sin embargo las partidas suelen decidirse en función de la construcción, lo que sí que supone una barrera para los nuevos jugadores.

Recorrer el mapa de la isla a veces es difícil. Porque el terreno es muy variado, y podrías tener que escalar montañas o precipicios para poder alcanzar la siguiente localización del círculo, con cuidado de no sufrir daño de caída. La introducción de los vehículos se hizo para que recorrer el mapa fuera menos frustrante, pero demostró ser una espada de doble filo. Con la introducción de los aviones en la Temporada 7, muchos jugadores se quejaron de que daban una ventaja excesiva, pidiendo que se ajustara su poder. En la Temporada 8 se retiraron muchos vehículos, quedando solo el Quad y la Driftboard. Conseguir un vehículo en las primeras fases de la partida puede darte ventaja, por lo que a veces la partida puede convertirse en una carrera para los vehículos, más que una búsqueda de loot o de combates.


En la siguiente página hablamos de Apex Legends. ¿Será el battle royale perfecto para ti?